Alquiler y conformidad eléctrica

En otras entradas hemos descrito el certificado de conformidad eléctrica como un documento esencialmente de diagnóstico. No solo es una referencia de carácter burocrático, sino una verdadera herramienta de protección contra problemas futuros. Existen varios casos emblemáticos para la solicitud y emisión de este certificado. Uno de esos es el denominado certificado de conformidad eléctrica para inmuebles en alquiler. A continuación, te comentamos algunos aspectos de este interesante tema.

alquiler conformidad eléctrica

El certificado de conformidad eléctrica: ¿cómo entender este requerimiento?

Este es un documento que se exige como parte de una regulación formal del ministerio de industrias. La idea es certificar las instalaciones eléctricas para poder ofrecer un servicio confiable. El mismo depende de tres pasos esenciales. Asume la importancia de la conformidad eléctrica para inmuebles en alquiler por los aspectos que te comentaremos a continuación.

Primer paso: diagnóstico

El proceso de certificar implica revisar. La empresa que suministra el servicio, normalmente realiza el trámite. Sin embargo, es una actividad para la cual puedes solicitar un técnico profesional especializado. Pero siempre dependerá del visto bueno de la empresa suministradora de energía. La razón es lógica, porque es su propio trabajo el que está en juego. Mientras pueda establecer las condiciones de tu instalación, el servicio tendrá mayores indicios de seguridad.

Segundo paso: La conformidad o inconformidad

Una vez que se hace el diagnóstico de las instalaciones, el técnico debe decirte que ha encontrado. Puede que no tengas otros problemas y simplemente te señale que puedes contar con el servicio. Pero en caso contrario, te debe indicar los aspectos detectados y ofrecer alternativas de solución. Ese es su trabajo esencialmente, establecer la condición de las instalaciones eléctricas, en todo su recorrido. Esta es una actividad que debe ser cancelada por ser un servicio privado.

Tercer paso: Emisión del certificado

Una vez que termina el diagnóstico, la compañía contratante, asume lo indicado por el técnico. La primera alternativa es la de todo está bien, en este caso se extiende el certificado. En caso de existir problemas, el solicitante debe aplicar las recomendaciones en un tiempo prudencial (10 días) para solicitar la revisión y emisión del certificado. En este punto es importante acotar que el pago de esta revisión está incluido en la primera cancelación. Asimismo, la extensión del certificado es totalmente gratuita.

Además de estos tres pasos, también puede interesarte leer sobre las renovaciones eléctricas.

alquiler conformidad eléctrica

Casos posibles para la emisión del certificado de conformidad eléctrica

Existen varias situaciones que debes asumir para colocarte en cada situación posible en el caso de este certificado. Entre todas ellas, encontramos:

Vivienda propia, único propietario

Se trata de la vivienda recién construida que debe ser certificada como parte del proceso de instalación del servicio. El alta del servicio implica la cancelación de los importes por derecho de acometida y de servicio, así como la instalación del medidor.

Vivienda multifamiliar

Se trata de edificaciones en las que existen varias viviendas, pero tienen varios ocupantes, como en casos de edificios. En estos inmuebles, la certificación debe ser conjunta para áreas comunes solo a nivel de diagnóstico. La certificación siempre será individual a partir de cada medidor.

Locales comerciales

La certificación se relaciona con diversos mecanismos de verificación, sobre todo desde el punto de vista del uso. El local comercial puede tener usos diversos, desde la simple exhibición de mercancías, hasta pequeñas empresas de manufactura. Cada caso implica una revisión específica, determinada, además, por la ocupación, es decir, si es alquilado o propio.

Empresas e industrias

En el caso de empresas, se hace referencia a un tipo de inmueble de alto consumo energético. Por ello, la certificación se relaciona además con potencia de consumo, no solo con instalaciones. Es decir, el diagnóstico se realiza en función del consumo potencial y no solo de las instalaciones en sí mismas.

El caso de los inmuebles en alquiler

Es fácil imaginar que en estos casos existen condiciones especiales para determinar la obligación del certificado. El alquiler de un inmueble indica una propiedad alternativa, diferente del ocupante. Así mismo sucede con el certificado, tal como describimos a continuación.

¿Quién solicita la certificación de conformidad eléctrica?

Evidentemente, la persona interesada de primer orden es la que ocupa el inmueble, es decir, quien habitara el lugar. Esta consideración se debe a dos puntos esenciales, por una parte, la responsabilidad y por la otra la seguridad. En la primera, si ocupamos un espacio sin revisión, no podremos saber que parte de un evento eléctrico sea nuestra culpa. En el segundo espacio, la revisión implica descubrir problemas potenciales antes que ocurran y solucionarlos. En este caso, la obligación es del arrendador, pero si no tienes la información puede tocarte a ti.

¿A quién le corresponde cumplir las recomendaciones del técnico?

Como te indicamos anteriormente, si tienes la precaución de solicitar la conformidad antes de ocupar, al dueño. Si no lo haces antes, puede que tengas que reparar y asumir tu descuido. Sigue esta recomendación. No ocupes el inmueble sin la certificación correspondiente, o por lo menos con la solicitud previa que demuestre tu responsabilidad.

¿A nombre de quién debe extenderse el certificado?

El certificado normalmente se relaciona con el inmueble, más que con la persona. Por ello, la certificación se identifica en función de la vivienda, pero se hace alusión a la persona tanto propietaria como inquilina. Esta última de hecho es quien aparecerá en las facturas de servicio y por lo tanto es la verdadera interesada. Al fin y al cabo, ocupara la vivienda que se certifica y su seguridad es la que corre riesgos.

El manejo de este tipo de certificados, no solo hace referencia a cumplimientos legales. Las exigencias de hecho son necesarias, sobre todo en lo que a energía se refiere. Pero, además, funciona como un mecanismo de comprobación de seguridad para tu familia y bienes. Particularmente en el caso de las viviendas alquiladas en las que la posibilidad de un evento escapa de tu control.

Para más información, puede que te interese leer este artículo y ver el siguiente vídeo:

Contacto


ENVIAR
Para contactarnos envianos un email.