Bonificación de energía en la calefacción

Actualmente en diversas ciudades de España, entre ellas Madrid se han hecho modificaciones con el fin de mejorar la calidad de vida de sus habitantes, introduciendo iniciativas con respecto a medidas fiscales, entre ellas la bonificación en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), para una climatización renovable, pudiendo acceder a la misma bonificación en todas las tecnologías que usen energías renovables, obteniendo también una bonificación de energía en la calefacción.

En nuestro país, aproximadamente el 80% de la población vive en ciudades que son sumideros energéticos, consumiéndose la mitad de la energía en el sector residencial, existiendo un porcentaje del 20% de consumo energético nacional destinado solo a la climatización de los edificios, es por ello por lo que se ha implementado una bonificación de energía en la calefacción, con el objetivo de reducir el uso de combustibles fósiles e impulsar el uso de las renovables térmicas.

bonificación energía calefacción

Bonificaciones y medidas fiscales para las instalaciones de energías renovables

Hoy en día, las tecnologías de biomasa y geotérmia son una de las mejores opciones para la climatización, ya que se integran perfectamente a estas políticas, debido a que satisfacen las necesidades térmicas mediante sistemas de energías renovables.

Debido a la inestabilidad en el precio de los carburantes y el control de los costes energéticos, los compromisos medioambientales toman especial relevancia en el desarrollo renovable a nivel nacional, teniendo un motivo aun mayor ya que apostando por tecnologías limpias se mejorará también la salud de los ciudadanos. Es importante resaltar que según la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) la contaminación atmosférica causa más de 490.000 muertes en Europa y 31.530 en España.

Se impulsa el uso de la energía térmica

Como respuesta a esto los Ayuntamientos, buscan impulsar el uso de las renovables térmicas, mejorando así la calidad de vida de sus ciudadanos y cumplir al mismo tiempo con los objetivos adquiridos para 2030 con respecto a las energías renovables, avanzando hacia la transición energética de los núcleos urbanos.

Bonificaciones: Calefacción a gas

Las bonificaciones planteadas para 2019 brindan la ayuda económica en instalaciones que cambien las calderas de carbón y gasoil por calderas de condensación a gas natural, apostando por las energías renovables. Entre las principales razones tenemos:

Son altamente eficientes, ya que aprovechan el calor de condensación del agua de los humos, logrando un rendimiento energético de hasta un 30% con respecto a las calderas tradicionales.

Poseen un bajo consumo energético, por lo cual son respetuosas con el medio ambiente, destacando que su bajo consumo de combustible reduce las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

La inversión para la obtención de estas calderas se compensa con los ahorros energéticos obtenidos de ellas.

Dos programas activos en Madrid

Actualmente existen dos programas activos en materia de calefacción en la Comunidad de Madrid, entre ellos tenemos las subvenciones gestionadas por Agremia y las subvenciones de la Comunidad de Madrid. Cabe destacar que ambas ayudas son compatibles, por lo que se pueden solicitar simultáneamente.

Las personas que podrán beneficiarse de ellas serán las comunidades de propietarios que posean dos o más viviendas, así como también las personas jurídicas o naturales, titulares o que viven alquilados en: fincas de propiedad de más de dos viviendas, edificios de viviendas que pertenezcan a Comunidades de Bienes con potencia térmica mayor a 70 Kw, empresas con potencia térmica mayor a 70 Kw y edificios pertenecientes al Sector Terciario que consuman una potencia térmica mayor a 70 KW.

Ahorro de energía con los sistemas de calefacción

Teniendo en cuenta que la calefacción puede representar el mayor consumo de energía en una vivienda, destacamos que actualmente existen muchos hogares que no poseen sistemas de calefacción o que cuentan con sistemas obsoletos y que consumen más energía de la recomendable.

Dependiendo del tipo de combustible, unidad generadora o la distribución, el consumo de energía puede ascender o descender considerablemente. Entre los sistemas más eficientes energéticamente tenemos:

Caldera de gas natural

Brinda calefacción y agua caliente sanitaria. Entre las calderas más eficientes encontramos la caldera mixta de condensación, la cual se complementa con unidades terminales como los radiadores y consigue ahorros de energía de hasta un 25%. Es adecuada para cualquier vivienda y zona climática.

Calefacción eléctrica

En ella encontramos diversas opciones entre las que tenemos:

Suelo radiante

Puede ser eléctrico o de agua a baja temperatura, se encuentra entre los sistemas más costosos, pero a su vez más confortables. El suelo radiante eléctrico usa la energía por medio de cables calefactores instalados en el suelo, por otro lado, en el suelo radiante a baja temperatura el agua circula por tubos a una temperatura entre 35-45°C, calentada por una caldera previamente.

Para terminar, puedes leer este artículo. También puedes leer sobre simuladores de energía primaria, documentos para la bonificación y el importe.

Contacto


ENVIAR
Para contactarnos envianos un email.